Gárgolas

Edit
Los Tremere revelaron la existencia de la línea de sangre de las Gárgolas en el año 1167, y los Esclavos han sido una parte continua, aunque infrecuente, de la sociedad de la Estirpe desde entonces. De hecho puede que las Gárgolas hayan sido la única razón por la que los Tremere no fueron completamente exterminados durante sus primeros siglos de existencia. Estos extraños vampiros artificiales a menudo parecen lo que su nombre índica, criaturas aladas y horrorosas, de piel pétrea que existen sólo para servir a sus amos. O así fue durante varios siglos. Sin embargo, recientemente, muchos Esclavos han roto sus cadenas y se han unido a la Camarilla. Nadie sabe la razón por la que las Gárgolas han elegido aliarse con la secta que también protege a sus antiguos amos.

Una teoría extendida es que es una bofetada en el rostro colectivo de los Brujos, pero la mayoría de los Vástagos no creen que las Gárgolas sean tan ingeniosas. Lo más probable es que las Cabezas de Piedra simplemente se hayan dado cuenta de que en la Camarilla sus talentos serían reconocidos y nadie intentaría darles órdenes (por lo menos no directamente). Las Gárgolas son creadas a partir de otros vampiros y este hecho siniestro hace que su creación sea un tema raramente discutido en la sociedad vampírica educada.

Los Tremere comenzaron experimentando con vampiros de los clanes Gangrel, Nosferatu o Tzimisce y realizaron rituales blasfemos y sangrientos utilizando la sangre, los corazones y la piel de sus cautivos. La vitae de otro vampiro (de uno de los otros dos clanes) a menudo se utiliza para provocar una mutación violenta, lo que provoca que algunas Gárgolas sean completamente horrorosas (con una base Nosferatu), algunas tienen un aspecto feroz y salvaje (base de Gangrel) y algunas tienen un aspecto carnoso con protuberancias óseas (base de Tzimisce).

Ninguna Gárgola puede pasar por humana. Los Tremere toleran la presencia de las Gárgolas en la Camarilla lo mejor que pueden, después de todo, no resultaría tan fácil volver a esclavizarlas. Pero las relaciones entre ambos linajes son obviamente tensas. La revuelta de las Gárgolas y su unión a la Camarilla ha resultado una condena para el resto de las Gárgolas esclavas, pues ahora sus amos las vigilan cruelmente atentos a cualquier señal de traición. Los Tremere tampoco tienen escrúpulos en implantar sugestiones hipnóticas en las mentes de sus Esclavos, así que si alguna vez se rebelan, todavía puedan seguir trabajando para el Clan.

Apodo: Tradicionalmente Esclavos, aunque se sabe que las Gárgolas libres han roto cabezas ante su mención. Otros apodos comunes son Cabezas de Piedra, Fugitivos, Liberados y Grotescos.

Secta: Normalmente las Gárgolas se unen a la Camarilla. No es imposible para un Esclavo unirse al Sabbat, pero el conjunto de la línea de sangre rechaza esa secta.

Apariencia: No todas las Gárgolas parecen los monstruos de piedra que canalizan el agua de los edificios antiguos, pero todas tienen un aspecto de pesadilla. Algunas tienen mechones de pelo que surgen aleatoriamente de sus cuerpos, o caminan de forma extraña o a saltos. La piel de la mayoría de las Gárgolas es gris como la piedra. Todas las Gárgolas tienen alas, cuya longitud se extiende a medida que se incrementa el poder de Vuelo del personaje.

Refugio: Las Gárgolas esclavas duermen donde sus amos les permiten: armarios, sótanos, criptas, celdas. Las Gárgolas libres prefieren dormir en refugios que se encuentren elevados. Los campanarios y edificios en desuso son sus favoritos. Las Gárgolas a menudo ponen sus músculos al servicio de otros vampiros, a menudo a cambio de un refugio vacío y con lo mínimo imprescindible.

Trasfondos: La creación de las Gárgolas raramente muestra un patrón definible. El Cambio tortura el cuerpo de la nueva gárgola, a medida que los huesos se alargan y rompen para formar las alas. El rostro se deforma, sin dejar nada reconocible como humano o vampiro. Raramente recuerdan su existencia vampírica o mortal antes de su transformación.

Creación del personaje: Creadas para ser esclavos, las Gárgolas se especializan en Atributos Físicos, Talentos y una pocas Técnicas (Armas Cuerpo a Cuerpo, por ejemplo). Todas las Gárgolas comienzan con un círculo sin coste en la Disciplina de Vuelo. La Apariencia siempre es cero. Las Gárgolas creadas por los Tremere son de la misma Generación que los vampiros que sirvieron como “base.”

Disciplinas de clan: Fortaleza, Potencia, Viscerática, Vuelo

Debilidad: Los Esclavos son horrorosos. Ese aspecto grotesco adopta formas diferentes, pero siempre resulta en una Apariencia de 0. También son muy susceptibles al control mental de todo tipo. La puntuación de Fuerza de Voluntad de una Gárgola (actual o permanente) se considera dos puntos inferior a la hora de resistir esos poderes.

Organización: Las Gárgolas tienen un fuerte sentimiento de comunidad. A menudo disponen de refugios comunales. A veces las Gárgolas piden al Príncipe de una ciudad que libere a las Gárgolas esclavas, pero más a menudo se limitan a hacer pedazos a los propietarios de los esclavos. Si no tienen una comunidad a la que pertenecer, es probable que las Gárgolas Abracen y construyan la suya propia.

Cita: "Amo. ¿Por qué la quemaste? Ella sólo quería volar libre una noche... sí, amo. Obedezco." 

Estereotipos

Camarilla: Nuestro nuevo hogar. Aquí nadie nos grita ni nos golpea ni nos quema con espejos y luz. Aquí piden con educación y somos libres de pedir un pago en sangre. Un paraíso.
Sabbat: Son tan brutales. Pero también se quieren mucho entre ellos. Y sin embargo, cuando pienso en ellos mis ojos comienzan a arder. ¿Por qué?
Tremere: Nunca volveré a ser un esclavo. Nunca.

La Perspectiva Desde Fuera

Camarilla: A joderse, brujillos. Ahora pertenecen a todos.
Sabbat: ¿De dónde crees que sacan la materia prima para crear esos monstruos? Ah, la Camarilla, siempre tan civilizada...
Ravnos: ¿Te diriges a la ciudad? ¡Buena suerte! ¡Y no te olvides de mirar hacia el cielo!

Gárgolas (Edad Oscura)

En 1121 los Tremere crearon las Gárgolas para que les sirvieran como soldados de a pie en su guerra contra los Tzimisce. Engendradas mágicamente a partir de los cuerpos de Tzimisce, Nosferatu y Gangrel capturados, las Gárgolas originales eran criaturas sin mente y de corta vida. No poseían ningún recuerdo de sus vidas anteriores, aunque conservaban un odio instintivo hacia aquello que fueron anteriormente. Eran las perfectas tropas de choque contra los ejércitos de Vozhd y Szlachta.

En la vigilia de la creación de las Gárgolas, los Tremere eran un Clan agonizante, unos jóvenes advenedizos que querían abarcar demasiado cuyo recuerdo estaba a punto de ser borrado de los anales de la historia vampírica, una nota a pie de página entre las miles que colman la larga historia de los Cainitas.

Justo después, la guerra había dado un giro y el lugar de los Usurpadores quedó asegurado. Ahora, en el 1242, el Clan Tremere ha empezado a perder el control sobre sus creaciones. La gran mayoría sigue sirviendo a los Usurpadores, protegiendo sus Capillas y luchando sus batallas, pero últimamente más y más de ellas se han deshecho de las cadenas de la servidumbre para eterno disgusto de sus creadores. Al menos una Capilla ha sido destruida desde dentro por Gárgolas rebeldes y, aunque les cueste admitirlo, los Tremere han empezado a cuestionarse la práctica de mantener Gárgolas tan cerca de sus santuarios. Algunos han decidido destruir a sus esclavos antes que esperar al día en que se vuelvan en su contra, mientras que otros han optado por un trato más gentil para con sus siervos que evite despertar su ira.

Las que se han liberado conservan una visión sombría de sus anteriores señores y se congregan en grandes bandadas llamadas grotesquerías. Juntas vagan por los cielos sobre el territorio Tremere en una misión que es tanto revolución como venganza. Algunas han abandonado completamente sus antiguos hogares y buscado la paz en lugares remotos, aunque las que permanecen aisladas normalmente acaban condenadas a una existencia corta y miserable, pues se marchitan en ausencia de compañía. Pese a que las primeras Gárgolas eran incapaces de engendrar Chiquillos, alguna ya pueden hacerlo. Al no depender de los Tremere para aumentar su número son ya una verdadera Línea de Sangre. Las Gárgolas libres son seres especialmente orgullosos y sociales, y muestran poco reparo al Abrazar nueva Progenie. Esta nueva generación de Gárgolas carga un peso menor que el que sus Sires soportaron, al no haber vivido bajo el yugo Tremere, no temen ni odian a los Usurpadores como lo hacen sus Antiguos. Sin embargo, un remanente de servilismo, el cual deben mantener a raya, perdura en la Línea de Sangre.

Sólo un tercio de las Gárgolas puede transmitir la Maldición de Caín, y sólo la mitad de la Progenie sobrevive al Abrazo, mientras la otra mitad muere durante las subsiguientes semanas. Quienes sobreviven pueden procrear normalmente, como sus Sires. Pese a no haberse integrado plenamente en la sociedad Cainita algunas Gárgolas libres han encontrado un lugar propio. Algunas buscan la compañía de otros vampiros, mientras que las liberadas recientemente suelen reaccionar a la ausencia de amos que las dirijan con la búsqueda de un nuevo señor al que servir, sin importarles mucho quién pueda ser. Sea como fuere, a menudo suelen encontrar cierta tolerancia entre los demás Cainitas; por mucho que no puedan aspirar a más que desprecio y burlas, incluso un rey soportará un perro sarnoso si éste le arranca la garganta a sus enemigos. Por desgracia, la mayoría de Gárgolas encuentran que sus opciones se ven limitadas a una no-vida de violencia, haciendo que sus existencias sean brutales y a menudo breves.

Sobrenombre: Grotescos.

Apariencia: La piel de las Gárgolas se presenta en multiplicidad de tonos, como gris, marfil pálido u oscuro ébano. A medida que envejecen, se torna más gruesa y dura, como la piedra. A veces tosca y áspera como el granito, y otras lisa y pulida como el mármol. Muchas poseen grandes alas de murciélago, y son habituales también garras y colmillos, pero las similitudes acaban ahí. Pese a que muchas surgen del Abrazo retorcidas y espantosas (de ahí su nombre), algunas poseen una belleza profunda y asombrosa.

Refugio: La mayoría de Gárgolas reside dentro de los muros de las Capillas Tremere. Las que se han liberado pueden morar dentro de cuevas en las montañas, catacumbas olvidadas o cualquier otro lugar salvaje u oculto que las proteja de la luz del Sol. Se alimentan casi de cualquier cosa: las que residen en las Capillas suelen alimentarse de animales o de las sobras que sus señores les arrojan, mientras que las libres prefieren viajeros solitarios en los pasos montañosos o en las sendas boscosas, aunque no renuncian a los animales salvajes ni al ganado. Es prácticamente inaudito que una Gárgola capaz de reproducirse simplemente mate a un mortal por su sangre, pues intentarán procrear a la menor oportunidad.

Trasfondo: En el pasado, la mayoría de Gárgolas fueron creadas a partir de una unión de Gangrel, Nosferatu y Tzimisce. Aunque siguen creándose muchas Gárgolas usando este método, pues los Usurpadores siguen teniendo necesidad de sus servicios, van aumentando las que proceden directamente de mortales, llegando casi a constituir la mayoría. Sea cual sea el método, la creación de una Gárgola es siempre horrible y dolorosa. La transformación de mortal a monstruo arranca de su mente los recuerdos de su estado previo y la convierte en la tabula rasa proverbial. El cuerpo se retuerce y altera hasta adquirir su nueva forma en sólo unas horas. Unas pocas Gárgolas recuerdan fragmentos de sus vidas pasadas, los cuales reaparecen en los momentos más inoportunos.

Creación de personajes: La mayoría de Gárgolas son criaturas guiadas por impulsos e instintos. Los Atributos Físicos son básicos, como lo son los Talentos. Algunas sobreviven a su transición con parte de sus mentes intacta; éstas pueden poseer valores excepcionales de Atributos Sociales o Mentales, y Técnicas y Conocimientos mucho más altos que las demás. Tales Gárgolas son consideradas sabios y videntes, y a menudo otras de su estirpe las buscan para obtener consejo. Las Gárgolas sirvientes deben poseer Mentor, normalmente dentro del Clan Tremere. Las libres a menudo poseen los Trasfondos Refugio y Rebaño. Muchas siguen el Camino de la Bestia, aunque algunas trabajan con sus señores Tremere para desarrollar el Camino del Servicio. Las hay incluso que siguen el Camino del Cielo en un intento de dar sentido a la vida que se les ha dado.

Disciplinas de Clan: Fortaleza, Potencia, Vuelo.

Debilidad: Las Gárgolas son criaturas sociales, y aunque algunas puedan actuar en solitario sin más problemas, si alguna llegara a estar realmente sola en el mundo (sin señor, compañero, Chiquillo ni amigo) sus reservas de dados se reducirían a la mitad hasta que se corrigiera la situación. Trabajar junto con un completo extraño permite aliviar la situación de escena en escena, pero sólo una relación aceptada por ambas partes puede hacer que las Gárgolas se recuperen por completo. Además, las Gárgolas son muy susceptibles al control mental y la Dominación; se considera que su Fuerza de Voluntad siempre dos puntos menor a la hora de resistirse a estos Poderes.

Organización: Las Gárgolas son criaturas inherentemente sociales. Prefieren vivir entre los demás Cainitas, pero debido al estigma que portan deben conformarse con permanecer unidas, formando grandes grotesquerías. De hecho, uno de los factores que mantiene a muchas Gárgolas atadas tan firmemente a los Tremere es la compañía de sus hermanas esclavas.

Cita: "¿Sabes por qué mi maestro saldrá victorioso? Porque me tiene a mí."
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario