Herramientas del Comercio

Edit
Aprenderás bastante rápido que vas a tener que llevar tus pertenencias a tus espaldas, figurativamente hablando. Unas alforjas funcionan igual de bien.

Vehículos

Hablando de alforjas, mi primer consejo es que hundas la moto. Ya lo he dicho con anterioridad, pero como las motos forman parte del estereotipo anarquista creo que vale la pena repetirlo. Incluso un viejo sedán es una elección mejor. Puede convertirte en una versión del siglo XXI de Ward Cleaver, pero es mucho mejor que si el amanecer te pilla a 70 kilómetros de Barstow, dispongas de un vehículo con maletero. Aléjate de los coches modernos. La sutileza es un medio de protección más efectivo que un deportivo veloz. La gente se acuerda de un Mustang naranja o de un Ferrari con mucha más rapidez que de un Honda azul o un Nissan verde. La mejor idea consiste en comprar una furgoneta o un SUV. Gracias a las mamás de hoy en día, es imposible dar una patada al suelo sin que salten tres o cuatro.

Nadie mira dos veces a uno de ellos que esté aparcado en un centro comercial. Oscurece la ventana trasera, coloca cortinas negras por dentro y podrás estirar tu cuerpo con comodidad. Sí, es probable que los anarquistas urbanos se rían a tu costa, pero piensa en que ellos tienen una esperanza de vida que se mide en minutos, por lo que al infierno con ellos.

Equipaje Mundano

Lleva contigo una bolsa de herramientas con los utensilios más básicos: destomilladores (de ambos tipos), martillos y unos cuantos clavos, alicates, una pequeña sierra, una linterna y cosas así. No vas a necesitarlas muy a menudo, pero cuando lo hagas, no servirá otra cosa. No intentes pasar con una de esas navajas multiusos, aunque son útiles, no sirven demasiado como substitutivo de las herramientas reales. La cinta adhesiva también es necesaria, como mínimo para taponar esos agujeros de último minuto que se han formando en tu bolsa de cadáveres. También será necesario un barril de gasolina, aunque si debiera aconsejarte que lo mantuvieras lleno, mejor sería que te quedaras en casa. Además de evitar que pases por la vergüenza de quedarte sin gasolina, una buena rociada de petróleo es un buen sistema para hacer cambiar de opinión si la acompañas de un encendedor.

Si piensas pasar muchos días en el interior de los edificios, podrías hacerte con un equipo de seguridad. Un taladro sin hilos, unas hembrillas y un candado asegurarán una habitación durante el día y un buen rollo de cinta adhesiva, unas tachuelas y unos metros de lona pueden cubrir las ventanas y cualquier otra abertura durante dos días. El taladro portátil también puede utilizarse para asegurar cualquier cerradura existente, aunque es una buena idea llevar una barra metálica por si acaso. Otro elemento útil es uno de esos detectores de movimiento. Cuélgalo en la puerta o encáralo hacia la entrada y sonará cuando haya movimiento. Podría darte el tiempo necesario.

Para finalizar añade un par de guantes de látex y algunas bolsas de basura. Los guantes evitarán que tus huellas pasen a formar parte de alguna base de datos de criminales, o al menos evitarán que sepan quién eres si ya estás en una. Encontrarás más usos a las bolsas de basura de lo que crees: como protección contra el agua y la luz, como almacén temporal, para ahogar a donantes reticentes y para deshacerse de cuerpos o partes de ellos.

Neveras

Una nevera es una buena idea si planeas alimentarte de un banco de sangre o de un hospital. Una que esté bien fabricada puede mantener un par de litros de sangre durante varias noches e incluso las más baratas son mejores que lanzar las bolsas de sangre en la parte trasera del maletero. Sé que ya he mencionado que deberás acostumbrarte a alojamientos de segunda clase, pero nadie debería alimentarse de sangre podrida. Utiliza hielo seco, el normal se funde con demasiada rapidez. Otra alternativa es un termo metálico de un litro de capacidad, aunque yo no los suelo utilizar. Si usas uno de ellos asegúrate de reemplazar la sangre cada día. Los hospitales colocan anticoagulantes en las bolsas de sangre para evitar que se coagule. Si llenas la botella tú mismo, es probable que no tengas acceso a esas drogas, por lo que al cabo de 24 horas la sangre se coagulará y comenzará a pudrirse. Incluso tras unas pocas horas comenzarás a ver como la parte superior del contenido comienza a adquirir una apariencia densa. Los Chupones recién llegados suelen tener problemas con este hecho, por lo que te aconsejo que lo tengas en cuenta si decides intentarlo.

Pasta

Sin dinero, no vas a conseguir nada. Billetes verdes, otra cosa no servirá. Su uso inmediato será para pagar la gasolina de tu vehículo o comprar suministros, aunque también lo necesitarás para realizar algún soborno ocasional. Quizá una existencia dedicada al robo pueda parecer una alternativa viable, pero incluso el Ravnos más conservador te dirá que siempre hay lugar para el viejo dinero. Y cuando digo dinero, me refiero a dinero en metálico. Incluso retirar dinero de un cajero automático representa cierto riesgo si te has escabullido bajo la nariz de un antiguo que posee las conexiones adecuadas. Las transacciones electrónicas que realices pueden seguirte la pista con la misma facilidad que un Brujo. Si usas alguna tarjeta, convierte tu cuenta en dinero lo más rápido posible y deshazte de ella.

Las tarjetas de crédito pueden parecerte útiles si eres un inútil con un cuarto de cerebro, ten en cuenta que apuntan hacia donde estés con más rapidez que una tarjeta de cajero automático, ya que las utilizas al hacer una compra en vez de para retirar dinero. Por mi parte estaría más dispuesto a utilizar una cuenta corriente que a comprar con VISA. El dinero es el único medio que funciona. ¿Cómo mantenerlo en movimiento? Explicaré una serie de oportunidades de inversión más adelante. Hasta entonces recuerda que es necesario.

Armas

El mundo que nos rodea no está lleno de ángeles, por lo que en ocasiones, todo lo que tendrás a tu lado será tu cuerpo y cualquier arma que tengas a mano. A la hora de elegir el arma que te acompañará en la carretera, deberás considerar algo más que la moda actual. A no ser que estés dispuesto a jugarte la Muerte Definitiva para llevar esa minúscula arma automática, deberías reconsiderar tu elección. En lo que respecta a las pistolas, ni me acercaría a algo más pequeño que una 9mm. Debes decidirte por los modelos de gran calibre y capacidad. Sí, incluso una .22 es letal si aciertas el punto correcto, pero seamos honestos, ¿para qué arriesgarse? Mejor seleccionar un calibre decente con un buen cargador. Nunca sabrás cuándo te encontrarás solo, pero deberás asegurarte de que cuando llegue ese momento tus tiros no pasen desapercibidos y dispongas de suficiente munición como para derribar a todos los enemigos que te hagan frente. Sea cual sea la pistola que lleves encima, utiliza dos cargadores de repuesto. Y mi consejo es que los guardes tras la espalda. Los modelos de cinturón y tobillo suelen llamar la atención mientras estás sentado.

Una vez dicho todo esto, debes saber que la pistola es un arma secundaria. Necesitarás tener a mano un arma de largo alcance, como un rifle o una escopeta. Cualquiera de ellas servirá, aunque prefiero las escopetas, ya que intimidan en mayor medida y cuentan con un poder de fuego suficiente para acabar el trabajo de forma expeditiva.

Reemplaza la culata por un modelo desplegable y ocupará el tamaño perfecto para guardarla tras un asiento del coche. Si te decides por el rifle, te aconsejo un rifle de asalto, ya que el resto de los modelos son inadecuados para la clase de trabajo que llevarás a cabo. Depende de ti si prefieres un modelo militar totalmente automático o un clon semiautomático. Siempre he pensado que las armas automáticas estaban sobreponderadas, ya que gastan demasiada munición en poco tiempo. La mayoría de las veces, un modelo semiautomático sirve igual de bien y es más fácil de manejar. Además, si la policía te ve con un modelo automático, tendrás que tratar con ellos, ya que su posesión es un delito grave.

Y créeme, no suele mostrarse remolona ante las armas automáticas. Recuerda, no luchamos contra “el Hombre”, por lo que atraer la atención de las organizaciones mortales nos hace tanto daño como a los antiguos. Sigue mi consejo, confórmate con una escopeta con un cartucho ampliado. En el caso de las ametralladoras se aplican las mismas reglas. El poder de fuego adicional puede parecerte atractivo, pero a no ser que tomes parte en una guerra en toda escala, atraerá la atención de las autoridades. Sin embargo, si te ves envuelto en una guerra abierta, quizá sea necesario hacerte con una o dos armas automáticas.

Una vez dicho todo esto, cuando llega la hora de la verdad, las armas de fuego no hacen demasiado daño a un Chupón. Podría detenerlo por unos segundos, pero si está dispuesto a atraparte, es probable que un par de agujeros de bala en su traje no le hagan cambiar de opinión. Si planeas enfrentarte de forma permanente con otros Vástagos (algo en lo que estoy en contra, ya que crea demasiados enemigos serios), hazte con una buena arma blanca. Coge un hacha, un machete o incluso un cuchillo de carnicero y lánzate hacia la garganta. Directo al inicio de la espina dorsal, si es que sabes a qué me refiero.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario