Polonia

Edit
Existe una lección importante que aprender en la historia polaca de conquistas, divisiones, derrocamientos y restauraciones. Siempre que no abandones, hallarás una forma de volverte a levantar. Esta verdad también se aplica al Movimiento Anarquista como fenómeno de la raza Cainita. Es difícil hablar del movimiento en el sentido de una organización con un objetivo determinado, aunque siempre han existido Vástagos que han abandonado el sistema por sus defectos o han luchado para cambiarlo, rebelándose contra sus antiguos y otros compañeros conformistas.

Pero volvamos al tema que nos ocupa. A lo largo de la historia han habido muchas naciones que han intentado expandir sus fronteras a expensas de Polonia: el Sacro Imperio Romano, Suecia, Prusia, Rusia y Austria. A finales del Siglo XVIII, la nación fue borrada del mapa europeo para ser restaurada más tarde por Napoleón. A lo largo de las siguientes décadas tuvo que hacer frente a la creciente ola de influencia rusa, contra la que luchó durante la Primera Guerra Mundial, sólo para caer durante la Segunda Guerra Mundial debido a su posición geográfica entre Alemania y la URSS. Tras la guerra, Polonia se convirtió en un estado comunista en la que su población se vio sometida a un rígido control por parte de las autoridades. En 1989, el pueblo disolvió el partido comunista en el poder. Se unió a la OTAN en 1999 y planea convertirse en miembro de la UE en el 2004.

Como habrás adivinado se trata de un país que alberga un gran número de Tzimisce y de Brujah. Estos seres poseen grandes mansiones en las zonas rurales del Polonia desde donde intentan evitar que el tiempo avance. El renacer del país ha atraído la mirada de otros vampiros hacia este lugar. Varsovia, Lodz y Cracovia poseen unos territorios de caza considerables, y muchas otras ciudades son capaces de sostener a un par de Vástagos con comodidad. En la actualidad, Varsovia posee un príncipe de la Camarilla (un Toreador nativo llamada Hannah Buszek) y el dominio comienza a formarse a su alrededor. Espera encontrarte con un dominio europeo tradicional (gobernado por las normas, chapado a la antigua y dominado por la edad). Lo único que lo diferencia son las miradas nerviosas hacia las antiguas mansiones Tzimisce en busca de signos de objeción. De momento no ha ocurrido nada, lo que podría ser tanto un indicio bueno como malo.

Debido a su situación actual, Polonia es un país excelente para los anarquistas emprendedores.  Hasta que el dominio del príncipe Buszek quede reforzado (algo que cualquier anarquista inteligente intentará evitar), las tensiones existentes entre los Tzimisce de la vieja guardia y la naciente Camarilla pueden ayudar a hacer que tenga éxito un golpe anarquista, convirtiéndolo en un modelo a seguir para los anarquistas progresistas de todo el mundo.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario