Religión

Edit
El fundamento de la religión Ashirra se basa en dos principios esenciales: que cualquier ser que acepte el Islam y respete sus leyes puede redimirse, y que la inmortalidad no excluye a los vampiros del juicio de Alá. La cuestión de los djinn y su capacidad para aceptar el Islam tiene un claro paralelismo con la propia situación de los Cainitas. Al igual que los vampiros, los djinn son criaturas sobrenaturales atadas por sus propias leyes y apetitos. Son igual de temidos por su reputación de embaucadores y corruptores. Abundan las leyendas sobre humanos atraídos a su destrucción sin que pudiesen ni sospecharlo por regalos o favores que concedían estos espíritus. A pesar de su reputación, el Profeta dijo que serian tan bien recibidos como cualquier mortal si se dedicaban a servir a Alá y cumplían las misiones que Dios les exigía. Aunque no hay ningún pasaje del Qur'an que se dirija concretamente a los vampiros, los Ashirra se basan en la cuestión de los djinn como justificación lógica para la redención de los Cainitas. También afirman que las revisiones que introdujeron los califas omeyas eliminaron los pasajes que hacían referencia de forma más concreta a los vampiros.

Para muchos vampiros. la misma naturaleza de su inmortalidad es una señal de su extrañamiento irremisible de Dios. Su no vida no solo comienza con una violación del orden divino consistente en nacer, crecer, envejecer y morir, sino que también impide al vampiro enfrentarse al juicio divino. Los Ashirra consideran la inmortalidad una falacia. Aunque un Cainita puede desafiar a la muerte y seguir imperturbable siglo a siglo, las profecías de Muhammad avisan del inevitable fin del mundo físico y el Día del Juicio Final. En ese día toda la existencia física acabará, no importa cuán antigua o poderosa sea, y todos los seres se reunirán ante Alá para que sean juzgados como corresponda a sus actos. Más que un beneficio, la inmortalidad del vampiro es una carga: mientras que un mortal sólo vive una cierta cantidad de años y luego puede descansar, un Cainita debe luchar por ser virtuoso durante incontables milenios, hasta que finalmente Dios decrete el Fin de los Días. Pero, como el Profeta solía decir, Alá no pone ninguna carga en los hombros de los hombres que no crea que vayan a poder soportar.

Llevan años haciéndose conjeturas sobre qué ocurrirá con los vampiros cuando el mundo acabe. Suleiman y muchos de las antiguos Ashirra afirman que al desaparecer sus cuerpos físicos también desaparecerá la sed de sangre y Alá recompensará a los justos con una nueva vida en el Paraíso, libres de la Maldición de Caín. La mayoría de los Ashirra se aferran con decisión a esta creencia, pero recientemente una pequeña facción de hermanos en al-Khufa ha comenzado a sugerir que los devotos Ashirra cosecharan una recompensa aún mayor a cambio de las vicisitudes que han sufrido y ocuparan un lugar destacado, un solo rango por debajo de los ángeles. Los antiguos de El Cairo, Sevilla y Jerusalén debaten la validez de estas creencias, pero la noción de que los Cainitas reciban un trato especial entre los fieles, se ha extendido entre muchos Ashirra más jóvenes, que la emplean como justificación para ejercer un control aún más directo sobre los vastos territorios del imperio.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios: