El Método Religioso

Edit
Éste es el método seguido por aquéllos cuya religión y fe les guía en su caza. Los dogmas de su religión son a la vez la fuente de su fuerza y de sus limitaciones. La Fe puede proporcionar a una persona una resistencia asombrosa, pero también definirá estrictamente sus creencias y su percepción. Confiar en exceso en las viejas tradiciones puede conducir al cazador a algunas conclusiones sorprendentes... demasiado tarde. Si su fe no es tan fuerte como su más que confiada creencia en sus símbolos sagrados, se llevará una buena sorpresa cuando su primer vampiro no huya ante el signo de la cruz.

La motivación que hay tras este método con frecuencia es el sentido del deber. Puede que las leyes divinas exijan la erradicación de todos los vampiros, o que establezcan que el cazador debe emprender una cruzada para proteger del mordisco a sus congéneres mortales. Si la religión es el vudú, puede que sea el control la motivación para la caza. El brujo quiere controlar a los Vástagos, al igual que a otras fuerzas de la oscuridad, para los objetivos de su propia magia.

Equipo para la Caza: La única información que la mayoría de los cazadores novatos posee acerca de su presa son los mitos y las leyendas en torno a ellos. En realidad, la mayor parte de los legendarios métodos de destrucción de vampiros son inútiles, pero la mayoría de los cazadores aún no lo han descubierto. De modo que llevan una gran cantidad de objetos que, desgraciadamente, tarde o temprano demostrarán su inutilidad. Sin embargo, si el cazador tiene suficiente Fe, muchos de los siguientes objetos permitirán que vea un nuevo amanecer. Los objetos aquí relacionados sólo funcionan si tiene éxito una tirada de Fe, hecha contra la Fuerza de Voluntad del vampiro. Esto invierte las reglas de Vampiro. En una partida de cazadores, los cazadores han de ser los tiradores activos. En una partida de Vampiro, emplea las reglas originales o haz que cazadores y vampiros opongan su Fe y su Fuerza de Voluntad entre ellos, y que gane el contendiente con mayor número de éxitos.

La Armadura de Dios: Símbolos Sagrados

En la leyenda, mostrarle un símbolo sagrado a un vampiro le hace huir o arrastrarse ante el poder del símbolo. Sin embargo, el poder está en quien lo usa, no en el objeto. Realmente es su Fe, su capacidad de canalizar su creencia en su visión de la Totalidad, lo que provoca ese efecto en el vampiro. ¿Por qué?. Hay tantas teorías como religiones.

El más conocido en la tradición vampírica occidental es el crucifijo cristiano. Es tan comúnmente creído que repele a los vampiros que incluso los jóvenes Neonatos pueden encogerse en sus presencia debido sólo a la creencia en su efectividad. Pero otros símbolos religiosos pueden ser igualmente efectivos en manos de quien tenga Fe para usarlos. Puede tratarse de la bolsa sagrada de un chamán amerindio, o de un signo del vudú. Puede ser un ídolo, como la representación de Buda (¡a veces frotar un Buda para que traiga suerte puede llegar a funcionar!), o una caligrafía taoísta para exorcismos.

El Narrador (o el jugador) decidirá que religión profesa el cazador, y entonces determinará qué símbolo representa mejor el poder de su religión sobre las fuerzas de la oscuridad (aunque sólo sea control sobre dichos poderes, como el vudú). Después, el cazador deberá tener el símbolo para rechazar a un vampiro con su Fe.

Donde no osa entrar el Mal: Suelo Santo y Lugares Sagrados

Un cazador puede confiar también en ciertos lugares a los cuales los vampiros no pueden entrar: lugares con Fe. Las iglesias, lugares sagrados, antiguos lugares de poderes paganos y cementerios indios tienen "reservas" de Fe que un cazador puede invocar para aumentar su Fe innata si quiere rechazar a un vampiro. Si nadie que use ese poder, el potencial permanecerá aletargado independientemente de cuantos vampiros visiten el lugar.

El árbitro debería determinar una puntuación básica de Fe para el lugar, dependiendo de la cantidad de devotos que se congreguen allí regularmente, o que crean en la existencia de su poder si el lugar no es muy frecuentado, como un cementerio indio. Esta fe básica se añade a la del cazador cuando se usa para resistirse a la Fuerza de Voluntad de un vampiro que intenta entrar donde no le es permitido.

Si la Fe tiene más éxitos que la Fuerza de Voluntad de un vampiro, el vampiro se verá incapaz de entrar en ese suelo. Si persiste en su intentó, deberá hacer una tirada de Coraje con éxito para evitar entrar en Frenesí y huir por un temor absoluto al lugar. El número de éxitos por el cual venció la tirada de Fe se añade a la dificultad. Un fracaso puede provocarle algún trastorno mental, como miedo supersticioso al suelo santo (incluso puede pensar que los cementerios están encantados).

Un Vástago con Fe (un Mérito de siete puntos) en la misma religión que el lugar al que desea ir, siempre puede entrar sin necesidad de tirada alguna. Un cazador no puede evitar que entre, aunque aún puede rechazarle con un símbolo sagrado. El vampiro también puede ser "invitado" al lugar por uno de los devotos. Si un miembro de la religión representada en el lugar invita a entra a un vampiro, éste podrá entrar impunemente, sin tener que hacer ninguna tirada. El populacho medieval, para mitigar su miedo, hizo extensivo este poder a sus propias casas, creyendo que un vampiro sería incapaz de entrar en la casa sin invitación. Pero este poder sólo funciona en lugares de Fe. Los Vástagos pueden ir a cualquier otra parte si así lo quieren, invitados sólo por su propio deseo.

En el caso de los antiguos lugares, como un viejo pozo antiguamente usado para propiciar a los dioses y espíritus, la Fe se representa como poder almacenado. Cada vez que se use la Fe que hay allí, el lugar perderá un punto de Fe hasta que su Fe se haya agotado, a menos que en el lugar se dé un posterior renacimiento religioso.

Ejemplo: La segunda iglesia de Cristo de Elmhurst es una pequeña iglesia en un suburbio. Aunque es muy pequeña, el Narrador decide que todos sus miembros son incuestionables creyentes en Cristo. No hay crisis de fe en esta vecindad. Por otra parte, tampoco hay auténtica devoción, tan sólo una creencia cotidiana. De aquí el Narrador le dé al lugar una Fe básica de 1. La presencia de un cazador alerta quizá impida que entre un vampiro.

El Santuario Sintoísta de Fujikawa, en un apartado distrito montañoso de Japón, también tiene una pequeña congregación, pero todos sus miembros son monjes que viven sus vidas en la contemplación de la Naturaleza Divina. Como poca gente viene a profanar sus terrenos, salvo peregrinos y conocedores de los rectos caminos, y puesto que todos los monjes son devotos y viven continuamente en el Santuario, el Narrador le da al Santuario una Fe básica de 5. A un vampiro le costaría mucho entrar en el Santuario si alguien se le resistiera. Éste sería un gran refugio seguro para un cazador, pero sólo los monjes pueden permanecer allí. Si se le concede al cazador el privilegio de permanecer, no podría irse hasta haber concluido su larga iniciación y purificación. esto le tendría fuera de juego durante una temporada.

Los únicos lugares con 10 de Fe son los que se consideran los más sagrados del mundo, y son tenidos por el centro de una religión, tales como las dependencias papales del Vaticano (Iglesia Católica Romana), o la mezquita de la Ka'ba en La Meca (Islam). Da igual el número de creyentes, es tanto en cuanto estén de acuerdo en que ese lugar es su centro.

El Alimento de los Dioses: Sacramentos

Algunos objetos bendecidos mediante una ceremonia sagrada también pueden ser eficaces contra los vampiros. Un vampiro que ingiera un botón de peyote que haya sido bendecido en una ceremonia de la Iglesia Nativa Americana puede tener una experiencia realmente terrible y sufrir una pérdida agravada de Salud mientras la droga permanezca en su cuerpo. La Fe del consagrador se opone a la Fuerza de Voluntad del vampiro para descubrir si tiene un mal efecto.

El más famoso de los sacramentos benditos es el agua bendita. En manos de un cristiano con autentica Fe, esta agua puede desfigurar horriblemente a un vampiro, sólo con su contacto (daño agravado al vampiro). Se hace la tirada con la Fe de quien la usa, no la del consagrador y el número de éxitos es la pérdida de salud del vampiro alcanzado. Pero la Fe también puede llevar a cabo hechos milagrosos. Si un sacerdote lleva a cabo una liturgia católica, ¿puede transformar el pan y el vino en auténticos cuerpo y sangre de Cristo? Si su Fe es lo bastante fuerte (Fe contra una dificultad de 10, sin modificadores y requiriendo tres éxitos), un vampiro puede intentar beber de esta sangre (¡sacrilegio!). Para alimentarse de ella deberá tirar su Humanidad -3 contra una dificultad de 10. Si tiene éxito obtendrá alimento (el número de éxitos de la Fe será la cantidad de puntos de sangre) y una puntuación automática de 1 en Fe (un Mérito de siete puntos). El vampiro también obtiene el Defecto de Exclusión de Presa (Sacerdotes Católicos). Si falla el vampiro recibe tantos dados de daño agravado como éxitos por los que se logró la tirada de Fe del consagrador. Si el vampiro fracasa en su tirada, recibe daño doble. Dos fracasos suponen la muerte automática (¡es la sangre de Cristo!).

Ajo: Realmente no funciona, aunque algunos cazadores insisten tanto en su creencia en esta superstición que pueden tirar su Fe (-5 al dado) contra la Fuerza de Voluntad de un vampiro. Si tiene éxito ¿que dirías? ¡funciona! Este éxito confundirá terriblemente a la mayoría de los vampiros.

Espejos: Otra vez como el ajo, sabemos que no funciona (los espejos no desenmascaran a los vampiros). Pero a veces la Fe funciona de forma casi sobrenatural y si el cazador intenta identificar a un vampiro con un espejo y tiene éxito en su tirada de Fe (-5 al dado) ¡Oíd y contemplad como esa extraña persona no se refleja! Un vampiro aún verá su reflejo, y se sentirá confuso respecto a lo que el mortal contempla tan entusiasmado en el espejo.

Restricciones: Las leyes de comportamiento que define la religión del cazador, restringen su modo de trabajar. Un cazador chamánico se negará a usar tecnología moderna, por verla como un insulto a los espíritus. Un cristiano evangélico se negará a emplear conjuros o habilidades parapsicológicas, por verlas como un signo del diablo.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario