Las Cosas Ahí Afuera

Edit

Si estás leyendo esto, es que has cometido el mismo error que yo cometí, el peor error de tu vida. La caza es una estupidez. Solo los estúpidos la emprenden. Date la vuelta ahora mismo y regresa a tu vida anterior. Si decides quedarte, puede que lo que vas a leer te haga cambiar de opinión. Si no es así, quizá sirva para enseñarte lo que necesitas saber para hacer algún bien antes de que caigas. La experiencia me ha demostrado que la mayoría de los que responden a nuestra llamada comete errores cruciales y mueren rápidamente. Pero no todo el mundo lo hace. Llevo algún tiempo consagrada a esta misión y todavía sigo con vida. He escrito este artículo con la esperanza de que alguno de ustedes puedan también sobrevivir. Por favor presten atención.

Mi procedencia y mis antecedentes carecen de importancia. Soy una mujer instruida. Comencé a estudiar a nuestros sujetos por simpatía más que por repulsión y muchos me consideran lo suficientemente sabia para aprobar mi contribución a este proyecto. Una vez dicho esto, no puedo dejar de enfatizar la importancia de que tomes con sumo cuidado la información que vas a recibir. Tu vida acaba de tomar un nuevo y peligroso rumbo. Si revelas lo que descubras aquí o abusas de ellos, estarás arriesgando tu vida y las de todos los de nuestra clase. Hay algunas cosas básicas que debes comprender. No te equivoques. Los monstruos gobiernan el mundo. Siempre lo han hecho. Quizá siempre lo harán. Esta es la primera, la última y la más importante de las lecciones que debes aprender.

Si estás decidido a enfrentarte a lo desconocido, perderás el derecho a llevar una vida normal. La mayoría de nosotros muere pronto. Es probable que tu futuro sea muy breve y sombrío. No dejes que eso te atormente. Acéptalo y trata de hacer todo lo que puedas en el poco tiempo que te queda. Concéntrate en los secretos que puedas aprender y en las cosas imperdonables a las que puedas enfrentarte mientras aún respiras. Es mejor encarar el destino de manera positiva, aunque sea, como en nuestro caso, el peor de los destinos. Sin duda ya sabes que estas criaturas pueden matarte o hacer cosas peores. Si fueran pequeñas y débiles, meras metáforas de los defectos humanos, nunca mostrarían su rostro. Pero no son así. Son grandes y fuertes y gobiernan la noche con un puño de hierro. Es bastante probable que, en algún momento, llegues a enfrentarte directamente a una de ellas. Si es así, probablemente se deba a un error. Puede que vivas, puede que no. He visto a uno de estos cadáveres destrozar con las manos desnudas el cráneo de un hombre. Si vas a caer en las garras de un enemigo determinado, que sea al servicio de otros, de la gente a la que puedas salvar o de los hermanos exaltados a los que quieras proteger.

Pero en realidad, el hecho de que los monstruos sean físicamente poderosos es insustancial. No pretendo enseñarte a luchar. La razón por la que es cribo esto es para compartir contigo los resultados de la investigación llevada a cabo por mis colegas y yo. Nos hemos sumergido en las profundidades de la verdad de un mundo creado por monstruos mientras dormimos. Al contrario de las instrucciones referentes a la vigilancia y el asesinato que, tristemente, resultan muy abundantes, es posible que no puedas encontrar esta información en otra parte. Podría decirse que soy una autoridad en la verdad y debo compartir mis conocimientos. Y, lo que es más importante, es probable que este sitio Web tenga los días contados. Puede que ya haya sido invadido. Por ello, no creo que pueda poner al día este documento. Así que trataré de hablar abiertamente. No comprometeré mi seguridad o la de mis colegas tratando de permanecer en contacto.

Para empezar, debo disipar tus ilusiones. Olvida cualquier idea que puedas tener sobre que eres una especie de protagonista de una novela o película. Esto no es una película americana. Es cierto que nos han sido concedidos poderes especiales, pero nada indica que los exaltados sean inmortales o estén protegidos contra las leyes de la naturaleza. De hecho, todos nosotros morimos con suma facilidad. La Historia está llena de genios, brillantes generales, grandes líderes y magníficos atletas. Todos ellos han muerto. He visto morir a muchos exaltados. Probablemente tú también. En mi vida anterior, en otro país, vi morir a muchos héroes protegiendo a sus esposas, sus hijos y sus hogares. Sus esfuerzos fueron nobles pero absolutamente infructuosos. Lo único que espero es mostrarme igualmente noble cuando llegue mi inevitable fin.

Somos humanos. No nos vestimos con trajes de brillantes colores. No emergemos intactos de nuestra lucha sobrenatural. Esto no es un juego de niños. Somos personas sencillas, más fuertes y con poderes especiales, pero personas al fin y al cabo. Considera cuidadosamente esta verdad. He oído llamar a la caza "el juego más peligroso". He aquí una lección. En esta historia, la presa se vuelve sobre el cazador. No esperes que la historia cambie sólo porque tú eres el cazador. En el transcurso de tu misión, morirás o sufrirás horribles lesiones. Puede que acabes siendo esclavizado por ellos o puede que pases lo que te queda de vida en prisión o como "paciente" en un psiquiátrico. Podría ocurrir que tu familia o tus seres queridos fueran asesinados, violados, torturados o encerrados de manera injusta. Podría ocurrir que tus bienes fueran confiscados por el gobierno bajo falsas acusaciones. Comprende esto bien: Esto te pasará. No hay forma de evitarlo.

Uno de los mayores errores que comete la mente humana es negarse a creer que será la próxima víctima. Todo le ocurre a "otras personas". Lo creas o no, todos nosotros somos esas otras personas. Nadie es intocable, excepto quizá alguna de las criaturas a las que nos enfrentamos. Si eres cuidadoso e inteligente, puede que sobrevivas mucho tiempo. Pero más tarde o más temprano, serás herido o asesinado. Si no puedes asumir esto, abandona la causa inmediatamente. El segundo error que hay que corregir es la creencia de que los seres que no han cambiado son necesariamente entidades virtuosas. Si no tuvieran intenciones ocultas, no nos habrían investido con tales poderes al mismo tiempo que nos liberaban a la vorágine de la batalla con tan desconcertantes instrucciones. El enemigo de nuestro enemigo no necesariamente es nuestro aliado. Es posible que nuestros creadores nos estén utilizando como un arma, una pistola que pueden usar con seguridad desde la distancia.

No me sorprendería que los propios Mensajeros fueran también monstruos o la creación de otra facción que todavía no hemos descubierto. Sí, la caza resulta provechosa por sí misma. Sí, supone un bien. Pero las recompensas son fugaces. Aunque llegáramos a rescatar a todas las criaturas que merecen ser salvadas y destruyéramos el resto, ¿cuál sería nuestro nuevo papel?. ¿Somos realmente diferentes a aquellos a los que nos enfrentamos?. No tengo respuestas. Sólo puedo aconsejarte que cuides a las personas que conoces y utilices hoy los recursos que dispongas. Puede que no haya un mañana.

La tercera lección que debes aprender es que no podemos revelar toda la verdad a otras personas. No derrotaremos a los monstruos y nos perderemos en dirección al horizonte bajo una puesta de sol. Nada permite suponer que los monstruos son una novedad en el mundo. De hecho, nosotros lo somos, mientras que las criaturas parecen haber estado aquí siempre. Ten en cuenta que, antes de que descubrieses la existencia de los monstruos, el mundo ordinario en el que vivías era ya una fabrica de mentiras. Las drogas, la homosexualidad, el extremismos religioso, el crimen organizado, los abusos sexuales, la violencia doméstica, todas las condiciones y situaciones que la sociedad occidental aborrece, existían en él. Es muy posible que tú mismo conocieras a personas implicadas en tales actividades o pertenecieras a estos grupos proscritos. Sin embargo, la sociedad en su conjunto prefería ignorar o desdeñar a estas personas y situaciones. ¿Por qué?. Porque la humanidad prefiere la apariencia a la realidad. Porque favorecemos a la forma sobre la función. La gente prefiere ignorar todo lo que entra en conflicto con el mundo que se ha creado. Intenta debatir de política con alguien que se considere parte de un movimiento ideológico. Cuando resaltas las debilidades de su sistema de creencias, opta por pasarlas por alto o se pone a la defensiva antes de admitir cualquier error de juicio. Ahora intenta convencer a esa misma persona de que el mundo entero es una mentira y que los monstruos existen.

La gente ordinaria no puede aceptar la realidad que nosotros vemos porque no pueden concebirla y nunca se les ha permitido siquiera intentarlo. Cada ideología sistemática que conoce este mundo sirve a los secretos propósitos de las criaturas. Nos vigilan constantemente. Cada vez que un grupo de personas se une para acometer un propósito común, es casi seguro que uno de ellos recibe órdenes de una de aquellas criaturas o incluso se trata de un monstruo disfrazado.

Tomemos el ejemplo de la política. Los sistemas de gobierno más antiguos se basaban en el servicio a un dios a través de una jerarquía sacerdotal. ¿Tal difícil es suponer quiénes eran en realidad estos "dioses"?. El imperialismo se utilizó para silenciar a la gente mientras las autoridades asumían el control. El feudalismo pareció aproximar las autoridades a los individuos sencillos, pero en realidad esa proximidad sólo sirvió para que los depredadores pudieran agrupar más fácilmente a su ganado. Cualquiera que añore un liderazgo fuerte no es más que una res que anhela la comida del matadero. Hoy en día, el capitalismo domina todo el mundo. Y no es más que un sistema eficiente por el que los monstruos nos gobiernan. En los Estados Unidos, aproximadamente el 95% de la riqueza es controlada por el 5% de la población. ¿Esto es justicia?. ¿Esto es libertad?. Yo diría que no. No es más que un refinamiento moderno de la depredación, en el que los depredadores se esconden entre las presas, dueños de todos los bienes y de la comida y demandan trabajo a cambio. El feudalismo no era diferente. Sólo podemos confiar en que al menos existan algunos humanos entre la minoría gobernante.

Tampoco nosotros, los exaltados, somos inmunes a las infiltraciones o las artimañas de los monstruos. Las desavenencias y escisiones que están afectando a hunter-net y su red de confianza mutua es precisamente lo que más deberíamos temer. Nos organizamos y ellos se infiltran. Siempre actúan así. Una vez más, independientemente de lo que hagamos, somos su presa. Si simplemente estuviésemos combatiendo a los muertos vivientes nuestra causa estaría muy clara, pero ellos nos confunden con información falsa y quizá suplanten a algunos de nosotros, para obligarnos a volvernos contra nuestros camaradas. Y, por supuesto, han preparado al mundo con mentiras convenientes, así que no sólo luchamos contra ellos, sino también contra sus sirvientes voluntarios, sus legiones de marionetas y la propia mente colectiva de la humanidad.

Pero si estamos confinados en una prisión, no son los monstruos los que han colocado cada ladrillo. La humanidad ha permitido que ocurriera. Del mismo modo que somos individuos, somos un grupo. Nuestra sociedad está tan preocupada por las apariencias que pasamos pro alto lo sustancial. Estamos más dispuestos a acusar a una mujer que ha sufrido una violación que a aceptar que otros pueden actuar de manera tan brutal e inhumana. La humanidad ha escondido la cabeza en la tierra. Nunca abrirá los ojos a la opresión. Si crees que tú podrás despertar al gigante dormido, estás viviendo en un cuento de hadas. Ninguno de nosotros podrá desgarrar el velo. Se nos ha permitido ver, sí, pero eso no significa que otros estén dispuestos a seguirnos.

E incluso en el caso de que pretendieras difundir las verdades que conoces, ¿cómo lo harías?. Las criaturas que nos gobiernan desde las sombras controlan los medios de comunicación. Cualquier denuncia a los periódicos o las emisoras de televisión significan poner tu cabeza en el punto de mira. Te están esperando. Me sorprende que aquella persona que fue asesinada en Chicago viviera lo suficiente para aparecer en un programa de televisión. ¿Es posible que las criaturas le permitieran hacerlo por sus propias y oscuras razones?. Tampoco los nuevos medios de comunicación y tecnologías son necesariamente la solución. El enemigo también esta instruido. Es razonable creer arañas muy sofisticadas se arrastran por la red, buscando contraseñas que hagan referencia al mundo sobrenatural.

Y si tu sermón llegara a ser escuchado, ¿qué ocurriría a continuación?. Muchos proselitistas, desde fanáticos religiosos, hasta miembros de fuerzas militantes, pasando por afiliados a partidos políticos, proclaman a los cuatro vientos sus causas. Aquí, en los Estados Unidos, hay otros grupos, como los que creen en extraterrestres o los teóricos de la conspiración. Tú conoces la "verdad" y puedes salvar las vidas de millones. ¿Qué te diferencia de todos ellos?.

Los gritos de aquellos que proclaman su particular versión de la verdad han vuelto sorda a la gente normal. De hecho, es muy probable que las fuerzas sobrenaturales y sus secuaces presten mucha más atención a tus proclamas que el público en general. La única consecuencia que puede derivarse de hablar en público es llamar la atención de aquellos que están escuchando atentamente. Quizá puedas acabar con ellos antes de que ellos acaben contigo. No es la más inteligente de las estrategias, pero al menos es mejor que muchas.



Otra equivocación que suelen cometer los cazadores novatos es creer que los monstruos actúan solos. No es así. De hecho, se han rodeado de instituciones y han amasado gran poder. Pongamos que una de las criaturas funda un culto, una organización o un negocio. Entonces, haciéndose pasar por un ser humano normal, se gana la confianza necesaria de los reclutas para tomar de ellos lo que necesitas, ya sea riquezas, sangre o almas. En general, los humanos somos individuos comunitarios. Nos sometemos a las autoridades que realizan los gestos verbales y físicos apropiados. Un observador cuidadoso de nuestra especie podría utilizar esta debilidad. Puede que los predecesores de los monstruos los instruyeran para hacerlo. Sea como sea, en vez de vivir vidas independientes, nuestros oponentes utilizan las expectativas humanas para esconder sus peores crímenes.

Los depredadores más ambiciosos moldean nuestra civilización a voluntad. Existen pruebas que sugieren que la mayoría de los gobiernos de todo el mundo están controlados por fuerzas sobrenaturales. Si esto es cierto, la magnitud de las implicaciones es pasmosa. ¿Podría algo expresar con más claridad la futilidad de nuestro futuro?. Si vamos a salvar al mundo, no sólo tendremos que enfrentarnos a los arcaicos monstruos que se esconden en nuestras sociedades, culturas y civilizaciones. Debemos provocar cambios tan dramáticos y tremendos que la misma estructura de la sociedad humana quede alterada. Debemos crear un mundo que pueda sobrevivir sin los testaferros que se alzan en la cima de la jerarquía del orden. Y debemos hacerlo ahora. Por nuestros  hijos. Por nosotros mismos. Si no damos comienzo a la lucha, perderemos el poco tiempo que nos queda y nos condenaremos a una esclavitud eterna.

He aquí una importante precaución: si en algún momento llegas a considerar que una causa social es demasiado importante o valiosa como para someterla a una crítica honesta aunque severa, te habrás convertido en un instrumento del mal. Sólo el constante examen te permitirá localizar la fuente de las ideas y las acciones. En el momento en que aceptas cualquier cosa como incuestionable, creas una guarida en la que podrá esconderse algo que debería ser objeto de tu caza. Esto es verdad en todos los casos: la libertad religiosa, la liberta de expresión, la seguridad nacional, el medio ambiente, los derechos humanos, los derechos de género, etc. El mundo está lleno de monstruos resueltos a destruirnos y todo lo que somos puede utilizarse contra nosotros. Sólo la crítica y la investigación nos proporcionarán seguridad. Las amenazas inhumanas no se esconden sólo entre aquellas personas que te desagradan o a las que condenas. Se ocultan entre nosotros y no importa a cuál de esos "nosotros" pertenezcas tú. Los eslóganes hacen el trabajo del demonio.

El concepto de un monstruo solitario, luchando por su propia existencia está tan extendido y tan profundamente enraizado en nosotros que sin duda debe de ser el resultado de siglos de diligente trabajo por parte de estas criaturas. Constructor50 ha investigado al respecto y ha llegado a la conclusión de que, en la mayoría de las leyendas e historias relativas a lo sobrenatural, las criaturas son representadas como individuos. Los monstruos simbolizan una ansiedad de cambios en el orden social. Se dice que el vampiro Drácula era un desafío a la moral sexual de la sociedad victoriana. Las películas de "Bichos Gigantes" de los años 50 reflejaban los temores de la época nuclear, el miedo a una ciencia sin control. Constructor50 afirma "en el desenlace de todas estas historias, el desafío es derrotado o no. Las fuerzas de la luz conjuran la amenaza o la sociedad simbólica se derrumba bajo el poder de la misma. Toda nuestra percepción de lo sobrenatural está determinada por este patrón ficticio. Desde el Minotauro a Grende, desde Drácula a Hannibal Lecter, se nos enseña a concebir al monstruo como un ente aislado, un elemento discreto, una amenaza individual contra la naturaleza o el orden social que sólo será vencida por la acción de los guardianes del orden establecido".

"Esta concepción no puede resulta más equivocada. Existen evidencias que apuntan a que los pútridos son muy numerosos y forman una sociedad organizada. Hay que considerar la posibilidad de que exista una "mente colectiva". Podría ser, y yo estoy dispuesto a creerlo, que los conflictos entre los pútridos que creemos haber observado no fuesen sino farsas escenificadas por esta mente colectiva para confundirnos. Y existen también otras cosas ahí afuera, cosas muy diferentes a los pútridos y sus marionetas (de hecho, alguna razón permite suponer que haya una relación entre ellas y los muertos vivientes) y que también trabajan juntas".

"Sean cuales sean las animosidades existentes en las filas del enemigo, resulta indiscutible que existe una conspiración organizada y altamente eficaz, urdida por todos los grupos sobrenaturales, con el propósito de distorsionar, ocultar y destruir la información referente al mundo de los invisible. Las criaturas de la noche se movilizan a toda prisa para neutralizar cualquier amenaza a su comunidad. Aunque desconozco si los diferentes grupos comparten información, existen abundantes pruebas de cooperación circunstancial. Los pútridos por ejemplo, removerán el cielo y la tierra para destruir toda evidencia referente a las actividades de los cambiapieles, aunque uno de éstos se haya embarcado en una agresiva campaña contra los cadáveres andantes. Del mismo modo, los "agentes del gobierno" con los que algunos exaltados aseguran haberse enfrentado parecen más interesados en destruir las pruebas de la existencia de las criaturas sobrenaturales que en neutralizar la amenaza".

"El mundo de lo oculto no está formado por monstruos sacados de una película de vampiros. Existen lobos solitarios, sí, pero la mayoría de las criaturas de la noche pertenece a una sociedad tan compleja y organizada como la nuestra. Una sociedad que se ocupa de los suyos y los defiende de un hostil mundo exterior. Una sociedad con una tremenda influencia en el mundo diurno. Puede que nuestra caza nunca sea investigada oficialmente por la Policía, pero no dudes de que será vigilada. Y no sólo es muy probable que sus investigadores cuenten con poderes sobrenaturales; también tendrán acceso a las más modernas técnicas de criminología. Si desafiás a tu presa como si fuera un monstruo de novela de terror, que no te extrañe si te hacen una visita la pandilla de gorilas de los pútridos".
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario