Los Ocultos

Edit
Los ocultos son los muertos andantes que pueden hacerse parar por vivos y mezclarse con los humanos normales sin ser detectados. Puede que sean un poco pálidos, solitarios, antisociales o lentos de reflejos, pero por lo demás aparentan ser humanos. Parecen retener las habilidades y conocimientos que poseían en  vida, aunque un comentario que Púrpura hizo una vez me lleva a pensar que no aprenden nada nuevo después de su muerte ("Siempre será una mala conductora", dijo sobre uno de los ocultos que espíe algún tiempo y que efectivamente, parecía tener problemas para conducir por la ciudad). Los ocultos no resultan difíciles de detectar para un cazador que sabe lo que debe buscar. Pero en cambio les es muy simple mezclarse entre la gente que no tiene razones para pensar que su nuevo compañero de trabajo acaba de levantarse de la tumba para buscar y asesinar a los implicados en su asesinato. Ese fue el caso de una mujer a la que vigilé durante dos semanas.

Aparte de Púrpura, era la primera criatura sobrenatural a la que encontraba después de mi exaltación. Digo esto en mi propia defensa, porque entonces la dejé seguir adelante con sus propósitos mucho más de lo que hubiera hecho ahora. En todo caso, no hubiera tenido mucho sentido presentarme en la Policía para contarles lo que había visto. Observar a esta mujer era algo así como ver una película de Jeckyll y Hyde. Durante el día, era una torpe e ineficiente empleada de un banco importante del centro. Por las noches, sin embargo, parecía cobrar nuevas energías y se convertía en una especie de depredador que se dedicaba a acechar en las proximidades de una casa de fraternidad de mi universidad. Sólo después de los acontecimientos que más tarde se produjeron me di cuenta de que su elección de trabajos diurnos no era tan fortuita como inicialmente había parecido. Resultaba que el banco en el que trabajaba administraba las cuentas de muchos estudiantes y todas sus víctimas estaban entre ellos.

Aquella noche, la vi entrar en la casa de la fraternidad y destrozar a hachazos, sin el menor asomo de piedad, a cinco estudiantes. Al parecer, cuatro de ellos estaban en el auto que la había atropellado. El quinto tuvo la desgracia de encontrarse en el lugar erróneo en el momento equivocado. La mujer no se presentó al trabajo al día siguiente. De hecho, asumí que había regresado a su tumba o encontrado otro lugar de descanso, pero un mes más tarde reapareció, entregada a n furor asesinado que se cobró las vidas de varios miembros más de la fraternidad. Con la información que to les proporcioné, otros dos cazadores la encontraron y acabaron con ella. Hay ocasiones en las que el asesinato es la única opción, aunque puede que los muertos andantes no sean del todo ellos mismos o ni siquiera sean inteligentes. A pesar de todo, espero que podamos encontrar la manera de aliviar el sufrimiento de estas pobres almas sin tener que recurrir a la violencia.

Es importante resaltar que por la simple apariencia podría ser difícil diferenciar a un oculto de un vampiro, pero al contrario que éstos, aquellos pueden actuar durante el día. Tengo otro informe sobre un cadáver andante que podría ser un oculto. Esta historia procede del sitio original. No me gusta alterar los textos de otros, así que tengan en cuenta que las palabras como "monstruo" no son mías. Deben preguntarse qué sentido tienen estas palabras en boca de alguien que pelea codo a codo con narcotraficantes. Al menos, yo me lo pregunto.

Nunca hubiera sospechado nada si no lo hubiera visto en acción. No estaba en gran forma física, pero se cargó a un grupo entero de traficantes. Lo dispararon, lo rajaron y lo golpearon con un bate. Ni siquiera pareció sentirlo. Le vi romper la espalda de uno de los tipos con las manos desnudas. Sus dedos se clavaron en el muslo y en el pecho del pobre bastardo como si éstos fuesen mantequilla. El monstruo era un profesor universitario, o por lo menos se hacía pasar por uno, creo. Era bajo y gordo, sin apenas un pelo en la cabeza y cojeaba al andar. Finalmente, conseguimos abatirlo entre todos, pero sólo yo sobreviví. Juro que una herida de su pecho se cerró por sí sola delante de mis ojos. ¡No sangró una sola vez! ¡Le atravesé los brazos y le corté el cuello y no sangró una sola vez!.

Perfil de Oculto

• Atributos: Fuerza 5, Destreza 5, Resistencia 5, Carisma 2, Manipulación 4, Apariencia 2, Percepción 5, Inteligencia 3, Astucia 5.
• Habilidades: (elegir entre ellas) Alerta 3, Atletismo 4, Armas Cuerpo a Cuerpo 3, Armas de Fuego 3, Callejeo 3, Conducir 2, Esquivar 4, Etiqueta 2, Expresión 2, Intimidación 5, Pelea 4, Subterfugio 5, Supervivencia 4.
• Fuerza de Voluntad: 10.
• Poderes: los ocultos pueden pasar por humanos, aunque la segunda visión revela algo malo en ellos y las Facultades Discierne, Ilumina o Contempla muestran su verdadera naturaleza. Los ocultos pueden soportar 15 niveles de daño antes de ser destruidos y pueden regenerar un nivel perdido gastando un punto de Fuerza de Voluntad. La regeneración consume una acción. Sólo puede recuperarse un nivel por turno. El oculto no sufre penalizaciones por los niveles de salud perdidos.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario