Lhiannan (20 Aniversario)

Edit
Los Lhiannan tenían una extraña historia sobre su creación. Afirmaban que su fundadora, una vampira simplemente conocida como la Bruja o la Anciana, se desposó con un espíritu de los bosques. Este espíritu era un ser desesperado y celoso que aparentemente podía saber que los mortales destruirían los bosques y quemarían los árboles que los formaban. Unirse a una depredadora no muerta parece haber sido un intento de ese espíritu por evitar el destino. Si algo de esta historia es cierto o no, los Lhiannan tenían una conexión con el mundo natural que ningún otro vampiro, ni siquiera los Gangrel, podían igualar. Siempre que un Lhiannan Abrazaba, un fragmento del espíritu original se separaba para dar poder al nuevo Cainita. Este fragmento espiritual permitía a los Lhiannan utilizar su Disciplina Ogham, que a su vez permitía el estilo de no vida del que disfrutaban los Druidas. Este fragmento también volvía a los Lhiannan muy territoriales, y limitaba su movilidad. Los Lhiannan, como los Tremere Telyavélicos encontraron una causa común con los pueblos paganos de Europa. Desgraciadamente, esto los puso en conflicto con los Cainitas y mortales que seguían la fe pagana. La línea de sangre nunca fue numerosa (especialmente porque crear un nuevo Lhiannan significaba que el sire se hacía más débil), pero los fuegos de la Inquisición y la expansión de la religión cristiana terminaron cobrándose un terrible precio sobre los Druidas. A finales del siglo XIV, todos habían sido destruidos. Sin embargo, en las noches modernas circulan rumores entre los Gangrel sobre poderosos vampiros que merodean por los bosques europeos decorados con extraños símbolos sangrientos, así que quizás algunos de ellos han sobrevivido, o quizás el
espíritu del bosque que creó la línea de sangre ha reaparecido.

Apodo: Druidas

Secta: Los Lhiannan no sobrevivieron para ver la formación del Sabbat o de la Camarilla. En una nomenclatura histórica, se encontraban indudablemente en el lado de los Bajos Clanes en la división social, y la mayoría de los Cainitas posiblemente no los habría diferenciado de los Gangrel. Los Lhiannan raramente formaban grupos, debido a la limitación de su movilidad.

Apariencia: Los Druidas se parecían a los pueblos nativos de las regiones de Europa que consideraban su hogar, en su mayor parte de las Islas Británicas.

Refugio: Las Lhiannan construían sus refugios en los bosques de Europa, elaborando habitáculos sencillos o buscando lugares naturales. A veces se instalaban en un edificio construido por el hombre y mataban o esclavizaban a sus habitantes, o muy raramente se dedicaban a existir en la periferia de la civilización humana asumiendo el papel de chamanes o mujeres sabias.

Trasfondo: Como realizar el Abrazo significaba debilitarse, los Druidas sólo creaban chiquillos cuando no resistían la soledad o cuando encontraban a alguien que realmente los impresionara. Un portavoz pagano de los espíritus con una verdadera devoción por su arte o un hombre de los bosques con un respeto impecable por la naturaleza podía ser suficiente para atraer la atención de un Lhiannan. Los Druidas se negaban a Abrazar judíos, cristianos o musulmanes.

Creación del personaje: Todos los Lhiannan eran capaces de sobrevivir en la naturaleza, así que los Atributos Físicos, Talentos y Técnicas eran importantes. Un Lhiannan que actuaba como protector o consejero de un asentamiento mortal posiblemente tuviera Atributos Sociales más altos y las Habilidades apropiadas para relacionarse con los humanos. Criados (animales) y Rebaño eran Trasfondos habituales en el linaje.

Disciplinas de clan: Animalismo, Ogham, Presencia

Debilidad: Los Lhiannan tenían una naturaleza parcialmente espiritual, y la marca de su inhumanidad era fuerte en ellos. Todas las dificultades para detectar su naturaleza mediante Auspex se reducía en dos, y hasta los humanos normales se sentían vagamente incómodos en su presencia. Además, cualquier Lhiannan que abandonara su territorio se sentía cada vez más inquieto y molesto: todas las reservas de dados se reducían en uno por semana (hasta un mínimo igual a la Resistencia del personaje) que estuviera ausente. Cuando regresaba a su territorio, sus reservas de dados volvían a la normalidad en unas pocas horas.

Organización: Cuando un Lhiannan Abrazaba un chiquillo, por lo general mantenía al nuevo vampiro a su lado durante unos pocos años hasta que estaba preparado para protegerse por sí mismo (y la novedad de tener compañía desaparecía). Entonces el sire enviaba a su chiquillo a otro lugar para que encontrara su propio refugio y territorio. Por lo general los Lhiannan conocían a los miembros de su línea de sangre que se encontraban en territorios adyacentes, pero no disponían de un sistema de comunicación en el linaje. Por supuesto, esta carencia pudo haber contribuido a su eventual destrucción.

Cita: "Cuando los árboles te estén destrozando, serás libre de llamar a tu dios. Si te salva, te daré mi arboleda". 

Estereotipos:

• Altos clanes: Para mí nadie que lleve esos hábitos falsos y pesados o que se asuste de la sangre es un líder.
• Bajos clanes: Aceptando el título de “Bajos,” demuestran que se lo merecen.

La Perspectiva Desde Fuera 

• Altos clanes: Observa, chiquillo mío. Esto es Historia que está pasando ante tus ojos.
• Bajos clanes: Caza lo que quieras, pero perdona a los locos, las mujeres embarazadas y a cualquiera que viva cerca de los bosques del este. Y aléjate de esos bosques, especialmente si llevas una cruz.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario