Salubri (Edad Victoriana)

Edit
Cazados durante siglos, los Salubri se arriesgan a tener la esperanza de reincorporarse al mundo mortal. Los Vástagos los tienen como "Ladrones de Almas" gracias a una ininterrumpida campaña de propaganda iniciada por los Tremere. Abundan las falsedades maliciosas acerca de su génesis y sus "crímenes". Incluso sus antiguos aliados desconfían de ellos, por culpa de rumores que hace tiempo que tomaron vida propia. La vasta mayoría de vampiros no podría no empezar a explicar qué es lo que los Salubri hicieron mal en particular; tan solo saben que el tercer ojo puede robar almas y que los Salubri tienen una extraña concepción de lo que rodea a la salud espiritual. Independientemente de lo que el dueño de un alma pueda querer. Esta es una nueva era. Nuevas sociedades místicas impulsan la boda entre la empírica y la metafísica, viéndolas compatibles en lugar de antitéticas. Debido a ello, los Salubri cuentan como aliados entre el ganado que reverencian sus aptitudes especiales en lugar de temerlas. El mundo está preparado para curanderos y sabios e inclinado a pasar por alto muchas peculiaridades por sacar algo de sabiduría del centro del caos.

Alias: Ladrones de Almas.

Apariencia: Los profetas pueden parecerse a cualquier victoriano. Tienden a llevar la vestimenta de las clases inferiores en público, para ocultarse más fácilmente entre las masas. Dado que la línea de sangre escoge a sus chiquillos cuidadosamente, los miembros de los Salubri pueden ser jóvenes o viejos, hombres o mujeres y provenir de cualquier trasfondo étnico disponible en un mundo diverso que se ha hecho más pequeño desde el advenimiento de los medios de transporte de la Era Industrial. Los Salubri desarrollan su característico rasgo físico, el temido tercer ojo, según dominan el segundo nivel de Obeah. Cuando está cerrado el tercer ojo parece una cicatriz curada, aunque los Salubri prefieren no tentar al destino y ocultarlo bajo sombreros y turbantes siempre que sea posible. Cuando está abierto, el tercer ojo marca a los Salubri como uno de los demonios ladrones de almas de las leyendas vampíricas. El rumor otorga al tercer ojo muchos más poderes que el simple robo de almas y los Narradores y jugadores deberían sentirse libres de aumentar esta serie de leyendas. ¿Un modo secreto de comunicación? ¿El estigma de un pacto con el diablo? ¿La marca visible de la diablerie? Hay en la sociedad Cainita quien cree en esto y en más, y siempre que otros vampiros vean un Salubri, las historias resurgen en los debates.

• Refugio: Uno podría encontrar a un Salubri perfectamente viviendo bajo el abrigo del dirigente de la Sociedad Teosófica local, dado que una persona así reverenciaría a la Mesmerista iluminada. Este ganado puede reverenciar al Salubri como a un profeta, a alguien con dones psíquicos o a un médium y muchos donarían voluntariamente tanto sangre como servicio. Los Salubri más tradicionales encuentran cobijo en las aldeas aisladas, lejos de los dominios de Vástagos hostiles; con el avance imparable de las líneas de ferrocarril y el telégrafo, de todos modos, dichos lugares están desapareciendo rápidamente. Los Salubri, con su comprensión inherente de los quehaceres de los mortales, comprenden que su integración en las ciudades es inevitable y encauzan sus pensamientos hacia encontrar un modo de conseguir esto sin comprometer su seguridad.

Trasfondo: Los Salubri raramente crean chiquillos. Cuando lo hacen, los eligen cuidadosamente, viéndolo como la culminación del trabajo de sus no vidas. Los Salubri escogen a mortales que creen de valor excepcional para la humanidad. Esto no quiere decir que estos individuos sean humanitarios, simplemente que le han dado algo a la humanidad que el Salubri encuentra valioso. Un mortal así podría, por ejemplo, ser un médico de gran habilidad que busca incansablemente la cura de alguna mal entendida afección, pero que experimenta fría, terriblemente y desprovisto de todo sentimiento, entre las clases más bajas, creyendo que el fin justifica los medios.

Creación de Personaje: Es poco probable que los Salubri tengan los atributos físicos como primarios. No eligen Abrazar a chiquillos con tendencias violentas. Los Profetas rechazan igualmente la deshonestidad o la trapacería, por lo que los atributos Sociales como la Manipulación son también despreciados. Los atributos Mentales son primarios. Los personajes Mesmeristas tienden a tener Naturlezas y Conductas que se alinean con puntos de vista de la humanidad. Los Salubri tienen que comenzar el juego con al menos tres puntos de generación y muchos tienen también un punto más en Rebaño. Los Salubri pueden tener Contactos, Aliados y Criados de entre el ganado.

Disciplinas: Auspex, Fortaleza, Obeah.

Debilidades: Los Profetas no se alimentarán de aquellos que no les den su sangre voluntariamente. Si un vasallo voluntario decide durante el acto que estaba equivocado en su elección, el Salubri pierde un punto de Fuerza de Voluntad si continúa alimentándose. A discreción del Narrador, un Salubri que se alimenta de un vasallo no voluntario puede tener que hacer un chequeo de Humanidad y perder un nivel si falla.

Organización: Aislados y desperdigados, los Salubri no tienen una organización real. Además, su persecución de la Golconda conlleva la necesidad de viajar por todo el globo en busca de iluminación. La no-vida de los Salubri será solitaria de hecho, si no un intento marcado de los miembros de la línea de sangre por mantenerse comunicados entre sí de cualquier modo posible. Incluso teniendo en cuenta la conveniencia de los aparatos de comunicación de la Era Industrial, como el telégrafo o el interesante nuevo aparato del señor Bell, los Salubri prefieren escribir cartas largas y elaboradas. Además, todos los Mesmeristas llevan habitualmente diarios que son pasados de sire a chiquillo a los largo de los siglos.

Cita: "El dolor de las eras no es obvio en tu semblante, joven, pero está ahí, lo sé. Puedo escucharlo en los ecos de tus silencios, puedo olerlo en tus manos y en tus ropas. Busca perdón por tus pecados y puede que sean perdonados, si tu corazón alberga pureza. No escuches a los falsos, los mentirosos y los susurrantes. No busco arrancarte el alma, solo ayudarte a limpiarla. Solo mediante la redención del perdón puede un hijo de Caín conocer la paz eterna que evita la mayoría".

Estereotipos: 

• Camarilla y Sabbat: Están lamentablemente equivocados, equivocados en todo, y son un peligro para todos los Vástagos.

- Eurayle Gelasia Milona, Profeta Penitente, Thessolaniki.

La Visión desde el Exterior:

• La Camarilla: Dios mío. Sabía que Monsieur Noir era algo inusual, pero nunca creí que... seguramente alguien se fijará en él ahora que se ha expuesto.

- Lady Elisabeth Winton, Ventrue, Manchester.

• El Sabbat: Los Parias escupen en la cara de nuestro padre, Caín, con su incesante cháchara sobre "redención" y su único deseo parece ser el de ser destripados como ovejas. Prestarles atención es caer en la blasfemia, Cumplid su deseo.

- Lavinia Carew, Lasombra Ductus, Londres.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario