La Jerarquía

Edit

La gran Yihad también ruge en Oriente, aunque los Kuei-jin no la reconozcan como tal. Aunque los Catayanos no tengan a místicos Antediluvianos dirigiendo los hilos desde sus refugios milenarios, existe una estructura que hace que los Kuei-jin siempre acaben lanzándose a la garganta de los demás. Este es uno de los Temas principales, aunque sea pequeño, en prácticamente cualquier crónica o historia.

Los viejos Vástagos siempre han temido a los nuevos y han desconfiado de ellos, lo que crea un saludable antagonismo. Como los Kuei-jin no tienen "clanes" en sí este efecto es más claro ya que carecen incluso de estos sencillos lazos "familiares". En la práctica, muchos ancianos muestran una abierta hostilidad no solo contra los Catayanos recién creados, sino contra sus camaradas. Si no podías fiarte de un señor rival hace 600 años, ¿por qué demonios ibas a hacerlo ahora? Las Cortes son nidos de víboras en las que abuna el politiqueo y el tráfico de favores. Durante los largos años del entrenamiento casi todos los discípulos de valía terminan "asociados" a uno o más sifus cuyos fines y honor se hacen propios. Los que no, terminan como peones o incluso como akuma.

La sociedad Kuei-jin es un hervidero incestuoso de viejos compromisos casi feudales, odios apasionados nutridos por siglos de paranoia e incomprensibles sistemas de deudas y favores. Si se suma a esto el inmenso poder de los que pueden acceder a las regiones místicas para generar efectos indescriptibles (y que llevan haciéndolo cientos de años), se obtiene un terrorífico laberinto de intrigas personales. No es una buena época para estar muerto.

Muchas historias hacen hincapié en este Tema, ya que los Kuei-jin no dejan de ser inmortales, y por tanto criaturas sociales y urbanas. De un modo enfermizo y disfuncional necesitan su mutua compañía, aunque solo sea para afirmar su dominio sobre los demás o para aprender los secretos de un tercero. Es muy probable (casi inevitable) que los personajes se encuentren con otros Kuei-jin a lo largo de sus no vidas. La sociedad Catayana está tan extendida que se encuentran por todas partes, aunque no siempre se les vea.

¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario